• Equipo Equidad Financiera

Si las mamás aprenden de finanzas personales, ayudan a criar hijos más felices

Tal vez fue coincidencia de fechas, tal vez era algo que tenía que ver con mis propios ojos para crear este artículo, pero lo que ví hoy trajo a mí muchos sentimientos e ideas sobre por qué las mamás necesitan aprender más de finanzas personales.


Lo que sucedió fue básicamente lo siguiente: Mientras esperaba a que alguien me atendiera en el stand de Ticketmaster me tocó ver a una mamá que si bien no gritó, hirió profundamente a sus tres hijas ya que ellas por estar jugando habían llenado de agua la mochila de una de ellas, dejando inservible la mochila y todo lo que estaba dentro. La madre enfurecida sacudió a una de las niñas (aproximadamente 6 años), en tanto que a las otras dos (7 y 9 años aproximadamente) les dijo enérgicamente que ella pagaba por todo y que ella ganaba el dinero honradamente para que así como si nada lo desperdiciaran. Fue tan cruel que las comparó con unos niños que paseaban alegremente comiendo helado con su mamá. Posteriormente la madre llamó a "Jorge" quien supongo es el padre de las niñas y le amenazó con que él pagaría todos los daños. Finalmente las tres niñas y la madre entraron a una zapatería a medirse tenis.


La escena vista no es más que un pequeño reflejo de lo que actualmente ocurre en nuestra sociedad, mujeres exhaustas que trabajan todo el día "por" sus hijos, (o "mamás luchonas" como despectivamente se les dice, aunque eso signifique que lo deben ser ya que hay un padre ausente por cualquiera que éste sea el motivo), que no cuentan con la información requerida para maximizar los sueldos bajos que se pagan, y que tienen una carga física, moral y emocional tan importante que no les permite contar con esa consciencia necesaria para formar a sus hijos en un entorno más amoroso. De esta manera, tratando de sobrevivir estamos fomentando un círculo vicioso difícil de romper en el cual se enseña que el dinero es lo más importante, que por dinero te pueden lastimar y que las mamás dejan todo, incluso su identidad, por conseguir dinero para que tú tengas una buena vida en el marco de un sistema capitalista totalmente aspiracional, donde sólo unos cuantos se benefician.


La única manera de romper este ciclo que tanto nos hiere a todos, desde los involucrados, los espectadores y sobre todo los propios niños, es aprendiendo más sobre finanzas personales, enseñando a los niños el valor de las cosas y la relatividad y subjetividad del dinero, pero sobre todo siendo más conscientes, de que el dinero va y viene pero una herida en el corazón de un niño se queda ahí probablemente por la eternidad.


Como mujeres, pero sobre todo como madres tenemos la capacidad de nutrir a nuestros hijos, de enseñarles el mundo desde una perspectiva diferente. Ojalá las mujeres que decidan ser madres lo hagan sólo por vocación y logren criar niños felices. Una mujer económicamente activa, con ciertos conocimientos y voluntad de compartir puede criar una familia feliz, lo cual requerimos con urgencia en este mundo que pareciera a veces estar en total decadencia.







66 vistas