• Equipo Equidad Financiera

¿Quién gasta más en comida a domicilio?

Si perteneces a la generación millennial puede que la comida a domicilio represente una parte considerable de tus gastos. En especial si eres de esas mujeres que ocupa un puesto laboral con un elevado sueldo y no tienes más dependientes que tu perrhijo. Y es que en ocasiones podemos llegar a hacer hasta cinco pedidos a domicilio por semana. Lo anterior podría ser la causa más relevante por la cual no estamos ahorrando e invirtiendo tanto como debiésemos.


Según un análisis realizado por Fintonic, aplicación móvil de finanzas personales, las mujeres que tenemos 30 años o más no tenemos los mismos hábitos, ni el tiempo, para cocinar que nuestras madres o abuelas. La distribución de nuestro tiempo cada vez es más diversa y acostumbramos utilizar con frecuencia apps de comida a domicilio a la hora de saciar el apetito. 


Analizado las estadísticas de los consumidores (hombres y mujeres), el horario más común de los pedidos suele estar relacionado con el momento de la cena, y recientemente empieza a tener popularidad la hora del desayuno. Por otra parte, el sábado es el día de la semana en que los mexicanos suelen realizar más pedidos en servicios de comida a domicilio.


Rappi, la app preferida entre las mujeres


A lo largo de 6 meses, Fintonic analizó los gastos en apps de comida (Uber Eats, Rappi y Sin Delantal). Para nuestra sorpresa el estudio arrojó que las mujeres preferimos usar Rappi a la hora de realizar sus pedidos, mientras que los hombres eligen Uber Eats. La frecuencia de pedidos de las mujeres en Rappi es de 4.2 veces al mes, mientras que en Uber Eats los hombres suelen realizar en promedio 3.9 órdenes mensuales. 


Los pedidos de Uber Eats promedian los $ 210 por encargo, en tanto que los de Rappi promedian $ 180, y aquellos de Sin Delantal se ubican en $ 110. Lo anterior implica que los mexicanos gastamos alrededor de $700 pesos al mes en servicios de comida a domicilio.


Además, el estudio comprobó que conforme aumenta la edad, el monto de los pedidos es mayor. El gasto en promedio de los menores de 25 es de $ 140, de los que están entre 25 y 34 años es de $ 180, de aquellos entre 35 y 44 años es de $ 220, y finalmente los que superan los 45 años llegan a gastar alrededor de $ 340 por servicio.


A mayores ingresos, mayor frecuencia de pedidos en las mujeres


Finalmente el estudio reflejó que según se incrementan los ingresos de las mujeres también se eleva la frecuencia de pedidos. Las mujeres que ganan más de $50 mil, piden alrededor de 10 comidas en apps especializadas, mientras que los hombres siguen pidiendo menos de 4 comidas a domicilio sin importar sus ganancias.

Por lo visto, aunque hombres y mujeres disfrutamos de la comida a domicilio, las mujeres (en especial las que tenemos 30 y tantos) solemos destinarle una mayor parte de nuestros ingresos a este rubro.


Si bien a veces resulta prácticamente imposible comer si no realizamos pedidos, bien valdría la pena organizarnos mejor el fin de semana o encontrar otra fuente de alimentos menos costosa cerca de la oficina para evitar que tengamos una fuga tan importante de dinero en este rubro. A final de cuentas, si no cocinamos es por que estamos ocupadas persiguiendo nuestros sueños. No obstante, bien habría que asegurarnos de que no estamos trabajando para volver más rentables las apps de servicio a domicilio mientras saboteamos nuestros esfuerzos de generar más riqueza para nosotras mismas

.      

84 vistas