• Equipo Equidad Financiera

Los seguros, indispensables salvavidas


A lo largo de nuestra vida nos exponemos a diversos eventos negativos. El riesgo de sufrir eventualidades siempre está latente. Catástrofes, robos y accidentes, son solo algunos de los acontecimientos que pueden provocarnos un revés personal y financiero. Sin embargo, aunque muchos son inevitables, existen mecanismos para reducir la incertidumbre que provocan: los seguros.


¿Qué son los seguros?

Los seguros son instrumentos financieros que ayudan a mitigar la incertidumbre económica del futuro. Un contrato en donde una compañía aseguradora se compromete a pagar una indemnización al usuario, en caso de que éste sufra alguna contingencia personal o material. A cambio de dicha protección, el individuo deberá pagar determinada prima. A este contrato se le conoce como póliza de seguro.


Tipos de seguros

Hoy en día podemos asegurar casi cualquier cosa o aspecto de nuestra vida. Es por eso que existe una gran diversidad de seguros. Estos varían según su finalidad, pero todos tienen algo en común. Ofrecen al asegurado la cobertura económica del bien protegido.


Seguro de vida

El seguro de vida cubre el riesgo de sufrir gastos ocasionados por enfermedades, accidentes o defunción. Entre sus ventajas más importantes están:


  • Ofrecer protección económica a la familia en caso del fallecimiento del asegurado.

  • Poder cubrir diversas necesidades como son: retiro, ahorro, protección, etc.

  • Garantizar la protección en caso de enfermedad, accidente o incapacidad.


Seguro del hogar

El seguro del hogar ofrece protección ante daños causados por incendios, catástrofes o robo. Éste puede garantizar el amparo tanto de la estructura física de la vivienda, como de los bienes recogidos dentro de ella. Existen diversas coberturas como son:


  • Daños a la estructura física del inmueble provocado por rayos, incendios, explosiones o catástrofes naturales.

  • Daños a los bienes dentro del inmueble, en donde se cubre el costo de equipos, ropas, muebles y artículos dañados o en mal estado.

  • Responsabilidad civil familiar, en la cual se cubren los daños que algún integrante de la familia haya provocado de forma involuntaria a bienes o personas, y esté en la obligación de responder.

  • Asaltos o robos con violencia en el hogar.

  • Daños a cristales interiores o exteriores del inmueble.

  • Protección a equipos electrónicos que puedan sufrir deterioro por mala operación, y que requieran de su reparación o remplazo.


Seguros de gastos médicos (mayores y menores)

Los seguros de gastos médicos nos ayudan a enfrentar económicamente gastos derivados de enfermedades o accidentes. En este se incluyen los gastos por servicios clínicos y hospitalarios recibidos.


  • Cuando los gastos son mayores los asegurados deciden la elección de los centros hospitalarios que, por lo general, están sujetos a la red hospitalaria con la que opera la aseguradora. Mientras que, si el gasto es menor, es la propia aseguradora la encargada de seleccionar las instituciones médicas.

  • Los gastos menores están mayormente enfocados al cuidado y la preservación de la salud, en tanto los gastos mayores van encaminados a tareas correctivas.


Seguro de auto

Como su nombre lo indica, el seguro de auto ofrece la tranquilidad de una protección económica del vehículo en caso de accidentes, robo o pérdida. Entre las coberturas más comunes de este este tipo de seguro están:


  • Responsabilidad civil.

  • Robo del auto.

  • Asistencia médica.

  • Asistencia legal.

  • Daños materiales.


Seguros para mascotas

Son pólizas de seguros dirigidas a gatos y perros de compañía. En ellas se cubren afecciones relacionadas a fracturas, enfermedades, cirugías, hemorragias, neumonía, etc. Este tipo de seguro puede contemplar la responsabilidad civil para cubrir daños causados a personas, animales o bienes ajenos. Sin embargo, hay que tener presente que algunos tipos de perros que no son admitidos por las aseguradoras (perros de pelea, cacería o rastreadores de narcóticos)


Seguros de viaje

Este seguro nos permite estar económicamente protegidos durante nuestros viajes. Su costo varía según la duración de la estadía, la edad del asegurado, el grado de riesgo de las actividades a realizar, el destino, etc. Con una póliza de dicho tipo se obtiene los beneficios de asistencia médica, gastos por cambios de vuelo por alguna eventualidad, protección de equipajes, responsabilidad civil, accidentes o muerte ocasional.


Seguro agropecuario

Su función es bridar protección a los ciclos de producción ante eventos no controlables por el productor, como son: las enfermedades, el clima, las plagas, etc. Entre sus beneficios se encuentra la compensación por pérdidas, incentivación de la inversión, posibilidad de adopción de cultivos más costosos y la facilitación de acceso a servicios financieros a los hogares de bajos ingresos.


Seguro de riesgos cibernéticos

Gracias al seguro de riesgos cibernético es posible cubrir nuestra información digital de riesgos cibernéticos asociados. La póliza asegura asesoría legal, asesoría informática, protección de datos, problemas de red o posible extorsión. Según estimaciones el 83% de las empresas de México han sido víctimas de ataques cibernéticos.


Microseguros

Los microseguros van dirigido a ese segmento de la población de bajos ingresos. Por lo general los beneficiarios son personas excluidas de los sistemas formales de protección social. Este tipo de seguro puede proteger al asegurado de accidentes personales, gastos funerarios, liquidaciones de créditos, padecimientos de salud, etc. Se caracterizan por:


  • Tener costos módicos.

  • Entrega rápida en caso de accidentes.

  • Ser fáciles de contratar.

  • Sus coberturas son ligeras.

Importancia de los seguros para nuestra vida


Los beneficios que los seguros nos ofrecen se separan en dos grupos:


Protección económica: Estaremos protegidos económicamente ante cualquier contingencia. Por tanto, podremos recuperar con facilidad el valor del bien dañado o perdido.


Tranquilidad psicológica: Contamos con la paz mental de que ningún evento circunstancial podrá desestabilizar el sostén económico de la familia o nuestro nivel de vida.


Los seguros funcionan como salvavidas y, aunque parezcan un gasto innecesario, son imprescindibles en los momentos más difíciles. Estarán ahí para frenar o mitigar el impacto de algún acontecimiento negativo sobre nuestra vida o nuestros bienes. Contar con una póliza de seguro significa poder afrontar cualquier eventualidad sin la necesidad de tener que poner de nuestro dinero. Muchas personas han quedado en banca rota por considerar a los seguros un gasto más que una inversión en protección. 


66 vistas