• Equipo Equidad Financiera

Las 8 claves para lograr todo lo que te propongas en la vida

Muchas veces nos resulta difícil materializar nuestras metas o proyectos. Sin embargo, la gran mayoría de nuestros fracasos no se deben a que no tengamos potencial, sino a la manera en que nos organizamos para llegar a nuestros objetivos. Alcanzar nuestros sueños no solo implica mantener en alto el espíritu y demostrar suficiente capacidad. Es una combinación de muchos factores que bien organizados hacen que desaparezcan los “imposibles”. ¿Quieres saber cuáles son esas claves fundamentales para tener la vida de tus sueños?


1. Cambio de mentalidad


La correcta mentalidad es la base para crear la vida que deseamos. Debemos estar conscientes de que nuestros pensamientos son determinantes en todos los resultados de nuestra vida vida. Todo funciona bajo el efecto dominó. Nuestros pensamientos determinan nuestros dogmas y sistemas de creencias. Éstas últimas determinan nuestras emociones las cuales influyen en nuestros hábitos, los cuales a su vez determinan las acciones que influyen en nuestros resultados. Por tanto, si sientes que la actitud de tus pensamientos no ayuda en tus aspiraciones, entonces ¡necesitas un cambio de mentalidad urgente!


2. Vibrar alto


Ya sea para obtener éxito en la vida personal o en los negocios es preciso poner en práctica las vibraciones positivas. Muchas veces conseguirlo se resume en aprender a “dar y recibir”. La vida nos devuelve diez veces aquello que entregamos. Pero piensa que no solo se trata de lo que se entrega, sino que además interviene el sentimiento asociado a la acción. Si realizas o entregas algo (a pesar de lo bueno que sea) sintiendo odio, seguramente recibirás lo mismo de manera multiplicada. Y eso es válido para cualquier aspecto de la vida. La idea es que cada acción de tu vida la hagas partiendo de la buena voluntad y pensando en el más alto bien tuyo y de todas las personas involucradas. Llena tus acciones de amor, gratitud, desinterés y alegría. Así harás que tu buena vibra solo arrastre hacia ti cosas verdaderamente buenas. Por otro lado, antes de hacer cualquier cosa medita acerca de cómo te sientes al respecto. Si no te sientes verdaderamente positiva con lo que haces, sobre todo si sientes desconfianza o ira, entonces mejor no la hagas.


3. Esfuerzo y perseverancia


Es posible que este punto ya suene muy trillado para ti, pero siento decirte que es la realidad. Obtener algo en la vida requiere de esfuerzo, sudor y hasta lágrimas, de lo contrario todos estuviéramos en la cima. Aprender a enfrentar desafíos es un requisito en el camino hacia el éxito. Así que, si formas parte del grupo que decide “tirar la toalla” ante el primer contratiempo, lamento decirte que será muy difícil que materialices lo que te propones. Las personas exitosas hacen justo lo que nadie está dispuesto a hacer. Son los primeros en levantarse, trabajan horas extras, dedican parte de su tiempo de ocio a aprender algo nuevo. Tampoco se trata de esperar la perfección porque de lo contrario nunca lo harás. Se trata de poner el máximo esfuerzo y pasión en lo que ya tienes e irlo perfeccionando durante el camino.


4. Enriquece tu red de contactos


A pesar de que las habilidades, el deseo y la mentalidad son elementos indispensables para alcanzar el éxito en cualquier aspecto de tu vida, hay un factor imprescindible que jamás debes obviar: tus relaciones o red de contactos. Que tengas suficiente experiencia y habilidad en lo que haces no quiere decir que puedas por ti misma superar todo lo que pueda surgir en el camino. Si cuentas con la red de conexiones correcta podrás dar solución a cualquier eventualidad que se te presente. Si quieres hacer crecer tu red no pierdas la oportunidad de conectar con personas con tus mismos intereses y objetivos, así como participar en eventos relacionados con tu nicho. Intercambia con otros y desarrolla el hábito de ayudar a tantas personas como puedas. Una buena red de contactos es el único activo sin liquidez que te abre las puertas a las oportunidades. Ahora más que nunca nos necesitamos los unos a los otros.


5. El desarrollo personal como hábito


El estancamiento mental no deja que veamos más allá de nuestras narices. Nuestra realidad depende de lo que pongamos en nuestra mente, es decir del conocimiento y nuevas experiencias. Para crecer en cualquier aspecto de nuestra vida debemos garantizar que nuestra mentalidad también evolucione. Si todos los días nutres tu mente y te esfuerzas por ser mejor, también te estarás condicionando a conseguir cualquier cosa que te propongas. Por lo tanto, debes desarrollar y nutrir tu mentalidad tanto como puedas. Cultívate, aprende algo nuevo en tu área de interés cada día, escucha podcasts, intégrate a nuevas comunidades, experimenta algo nuevo cada día y vence cada uno de tus miedos. Dedícate constantemente a renovarte mentalmente.


6. Consigue el equilibrio ideal de tu estilo de vida


La inacción no es el único problema que nos frena a la hora de alcanzar una meta. También es posible que nuestros esfuerzos estén orientados hacia el objetivo equivocado. Por ejemplo, hay quienes solo se enfocan en un solo aspecto y olvidan que vivir plenamente requiere el equilibrio de todos los pilares de la vida (amor, salud, dinero, etc.). Clasifica en una escala del 1 al 10 el estado de los pilares de la vida: salud, abundancia, amor y felicidad. El estado de la salud está relacionado con tu estado físico, es decir, tu cuerpo. La abundancia tiene que ver con sus finanzas. Dentro del amor se encuentra antes que nada el amor propio, el romance, la familia y los amigos. Por último, ¿Cómo te sientes con la vida? ¿Qué nivel de estrés experimentas? El promedio de esos cuatro números te dará el valor neto del patrimonio de tu estilo de vida. Tu misión es hacer crecer ese número manteniendo el equilibrio de los cuatro pilares.


7. Supera el fracaso


Sabemos que fracasar es doloroso, sin embargo, es inevitable. El fracaso nos ayuda reinventarnos, lo que significa evolución. Si fracasamos en el amor no significa el fin del mundo, por el contrario, es una oportunidad para encontrar a quien se ajuste mejor a nuestro ideal o merezca mejor nuestros sentimientos.

El fracaso en el ámbito profesional tampoco implica que seamos perdedores, simplemente nos indica que es momento de cambiar los métodos y el enfoque. Ante los intentos fallidos de uno de sus experimentos Thomas Alva Edison expresó: “No he fracasado. He encontrado diez mil formas que no funcionan.” Superar el fracaso, significa dejar ir el pasado y la energía que nos estanca para seguir con nuestros sueños. Superar el fracaso es vivir en el presente donde existen un sin fin de posibilidades


8. Medita y dale tiempo al tiempo


Hoy vivimos en medio de un mundo agitado, lleno de incertidumbre y con poca claridad. Tanto movimiento a menudo hace que suframos de estrés o de ansiedad. Es por eso que lo más aconsejable es disminuir la velocidad. De nada vale llegar rápido a “ninguna parte". Tómate tiempo para meditar y analizar tus decisiones. Un rato en silencio contigo mismo es la mejor conversación de todas. Pasar tiempo con tu “yo interior” es vital para identificar las oportunidades y dejar las preocupaciones de lado. Date tiempo de meditar y soñar como niña, eso te dará claridad y te ayudará a materializar todo mucho más rápido. Las decisiones de tu vida deben ser tomadas por ti y nunca deben ser el resultado del piloto automático.



99 vistas