• Equipo Equidad Financiera

La mejor inversión de todas: las experiencias

En ocasiones solemos buscar la felicidad en las cosas materiales. Así de pronto nos vemos gastando en el último modelo de celular, comprando ropa de diseñadores o incluso el auto del año. Sin embargo, la satisfacción de lo adquirido se va tan fugazmente como llega, y la supuesta “felicidad” se acaba más rápido de lo esperado.


La emoción de comprarnos algo, que dispara la dopamina en nuestro cerebro, se esfuma más rápido de lo que esperamos, y llegado el momento necesitamos sustituir el bien adquirido o simplemente deberemos esperar a comprar otro que despierte nuevamente dicha sensación. ¿Y qué sucede cuando invertimos en experiencias?


Las experiencias, por su parte, han demostrado brindar un estado de felicidad mucho más duradero. Al ser únicas no pueden comparase con otras cosas. Además de que la gran mayoría de éstas involucran a otras personas, por lo que tiene una dimensión mucho más social, emocional y espiritual, lo cual es un efecto imposible de lograr a través de los bienes materiales.


¿Por qué debería invertir en experiencias?

La forma en que gastamos el dinero para ser más feliz depende de nuestros propios gustos. Sin embargo, está demostrado que la satisfacción de vivir experiencias supera en gran medida el gozo de comprar cosas.


Abrimos nuestra mente

Cuando invertimos en experiencias abrimos nuestra mente. Las experiencias pueden ser la antesala para romper con ideas irracionales, o para trabajar nuestra flexibilidad ante la vida. Cada experiencia vivida, moldea y reconstruye nuestra personalidad. Es algo que no puede ser interrumpido por nadie, ni tampoco puede ser robado. Pueden gustarte mucho tus cosas materiales, incluso puedes creer que forman parte de tu identidad, sin embargo, no están conectadas a ti. Por su parte, las experiencias no pueden ser desligadas de tu persona, pues al final la historia de tu vida se basa justamente en la acumulación de experiencias, recuerdos y conexiones.


Momentos memorables

A diferencia de lo material, las experiencias te dejan verdaderos momentos. Puedes crear experiencias alrededor de otras personas (amigos, familiares y conocidos), y si mañana ya no están, te habrás quedado con recuerdos irreemplazables de aquel momento. Esa memoria será mucho más profunda que el simple hecho de recibir o regalar algo material. Las experiencias son la oportunidad ideal para compartir con quienes queremos. Reconciliarnos con nuestra vida, y con quienes ocupan una parte importante de la misma.


Sirven para redefinir nuestras metas

Precisamente a través de experiencias tendrás la oportunidad de vivir cosas, y a la vez, de aspirar a vivir otras nuevas. ¡Es imposible que se pueda desear lo que aún no se conoce! Solo viviendo momentos y compartiendo momentos de tu vida, encontrarás las referencias de todo lo que quieres llegar a conquistar.


Te ayuda a enfrentar nuevas situaciones

Invertir en experiencias equivale a cargar tu cerebro de momentos especiales que sirvan de impulso a la hora de enfrentar problemas y situaciones. Ante los obstáculos, las buenas experiencias valdrán para alentarnos e impulsarnos a seguir. De igual forma, existen todavía muchas experiencias que nos esperan para vivirlas, es por eso que también sirven de inspiración antes las adversidades.


Contribuyen a las relaciones sociales

Cuando inviertes en experiencias también estás invirtiendo en tu vida social. Las experiencias por lo general involucran a más de una persona. Por ejemplo, si vas a un concierto tendrás la posibilidad de interactuar con otras personas de gusto musical parecido, y podrás vivir un excelente momento donde te sientas parte de un grupo e identificada.


A través de las experiencias estrecharás vínculos con personas que pueden pasar a ocupar una parte importante de tu vida. Es posible que entre esas personas se encuentre tu nuevo mejor amigo o tu nuevo amor.


Dejas una huella de tu vida

Las experiencias son una excelente manera de dejar una huella de tu vida. Ya sea durante un viaje, un safari o un festival de música, tienes la oportunidad de marcar historia. No solo podrás realizar alguna actividad que evidencie tu estancia, sino que además con tu actuar y comportamiento puedes dejar una marca en todo aquello que conociste. Son muchas las personas que han viajado a otros países para apoyar determinada tarea, y confiesan haber vivido la mejor experiencia de su vida porque lograron sentirse verdaderamente útiles.


Desarrollas fortalezas mentales

Cuando vives nuevas experiencias haces que broten importantes fortalezas mentales como son: la pasión por aprender, la apreciación de la belleza, la curiosidad, la admiración, logrando incluso superar tus mayores temores como puede ser el viajar sola, que al final son situaciones que aumentan la sensación de felicidad y logro. Cada nueva experiencia es un momento más para alimentar tu espíritu y convertirte en tu mejor versión.


¿Y a ti que te hace más feliz? ¿Lo material o las experiencias?


40 vistas