• Equipo Equidad Financiera

Del sueño a la manifestación

Para tener finanzas personales saludables resulta imperativo que tengamos un plan de corto, mediano y largo plazo.


Entiendo perfectamente que muchas veces puede resultar un gran reto el planear varios años con anticipación cuando ni siquiera estamos seguras de lo que vamos a comer hoy. Adicionalmente, hoy en día tenemos mucho mayor influencia de esta corriente que nos dice que fluyamos que tomemos lo que llega a nuestras vidas el día a día y que simplemente hagamos lo mejor que podamos con eso. No obstante, de lo que nadie habla es que la energía y las situaciones que tocan a nuestra puerta muchas veces son producto de nuestros más grandes anhelos o más grandes miedos. Es decir, con nuestro pensamiento y sentir, nosotras mismas generamos dichas situaciones desde nuestra mente y nuestros deseos. Dentro de nosotras existe el poder de crear nuestro destino y depende mucho de lo que pongamos a dicho proceso lo que a final de cuentas obtendremos. Esto obedece a la ley de causa de efecto, la cual tiene como objetivo ayudarnos a crecer y ser mejores en el día a día.


Para planear, lo primero que tenemos que hacer es darnos un espacio para nosotras a fin de conectar con nosotras mismas. Encuentra un lugar tranquilo y callado donde nadie te moleste por 20 o 30 minutos pon música de meditación o inciensos si así lo prefieres. Lo importante es que hagas unas 10 o 15 respiraciones profundas y posteriormente mientras te concentras en tu respiración te hagas las preguntas correctas.

Básicamente lo que haremos es preguntarnos desde el fondo de nuestra alma y corazón ¿Qué quiero hacer? ¿Qué metas quiero alcanzar este año? Si no tuvieras límites ¿Quién serías? Si nada te impidiera expresarte en este mundo ¿qué harías? ¿Qué tengo que dejar ir para alcanzar mis metas? ¿Qué me hace falta? Si quiero ser la mejor oradora, o la mejor profesionista ¿qué habilidades me falta desarrollar para lograrlo?


Confía en que el Universo te guiará, que lo primero que venga a tu mente son tus verdaderos anhelos. Nuestra alma sabe mejor que nada lo que en realidad deseamos. Si sólo escuchamos nuestra mente, hasta cierto punto nos sentiremos incompletas aunque vayamos logrando las metas. ¿Cuál es el mejor camino para mí en este momento? Debes tomar en cuenta que no todos los años son iguales que habrá tiempos en los que debas descansar y disfrutar más y que habrá años en los cuales el esfuerzo deba ser el doble.

Escribir en un diario puede irte aclarando ya que muchas veces plasmamos nuestros sentimientos e ideas en el momento como lo sentimos.


Por otra parte, para que no olvidemos lo que deseamos en la locura del día a día y sea mucho más fácil visualizarlo y por consiguiente materializarlo te recomiendo que hagas un mural con imágenes que te recuerden tus objetivos del día, trata de ponerlo donde lo veas todos los días. Créeme que todo comenzará a manifestarse mucho más rápido de lo que piensas con tu dedicación y disciplina. Si bien confiamos en el Universo y su abundancia infinita, nunca dejemos de lado nuestro poder creativo. Somos las arquitectas de nuestro destino.


69 vistas