• Equipo Equidad Financiera

¿Consciencia en las finanzas?

Tener el control de nuestros gastos es fundamental para nuestra salud financiera. Conocer las fugas innecesarias de nuestros ingresos, así como establecer prioridades en nuestras necesidades constituyen tareas fundamentales a la hora de poner en orden nuestras finanzas. ¿En qué gastamos de más? ¿En dónde radican nuestras debilidades? o ¿ En dónde nuestras emociones nos juegan en contra?


Como sabrás en los últimos años ha tomado auge una nueva forma de hacer las cosas, estar más despiertos y vivir más conscientemente. Mindfulness o “atención plena”, es una técnica que nos ayuda a estar más atentos de nuestro presente. Podemos implementar la atención plena en diversas esferas de nuestra vida, para así ayudarnos desde a controlar nuestra ansiedad hasta permitirnos llevar el control consciente de nuestros más profundos patrones de pensamiento. De ahí que hablemos del Mindfulness como una herramienta más a la hora de tratar con nuestro dinero.


La atención plena como herramienta de nuestras finanzas

La atención plena como ejercicio de nuestro pensamiento puede convertirse en una excelente herramienta a la hora de tomar el control de nuestros gastos. A través de su utilización será posible detenernos en “cuánto gastamos” y “en qué”. El objetivo de utilizarla como método de control sobre nuestras finanzas es conseguir tomar conciencia de nuestras decisiones de gastos, así sean las más pequeñas. Y es que, aprender a concentrarnos en las pequeñas decisiones financieras es la antesala para más tarde tomar grandes decisiones. Nuestra mejor aliada en medio de un ataque de compras siempre será la atención plena.


Tu felicidad depende en gran medida de cómo inviertes tu dinero y tu tiempo de vida.

Si bien el dinero no implica necesariamente nuestra felicidad, una mala decisión respecto al dinero puede alejarnos mucho más de ella. Muchas personas no tienen plena conciencia de cómo es su relación con el dinero. Sin que puedan percibirlo se vuelven adictos a las compras innecesarias. La gran mayoría de las veces acumulan objetos (que apenas utilizan) por miedo a que un día sean necesarios. Todo esto no refleja más que una mentalidad orientada a la carencia futura en vez de enfocarse en la abundancia.

Aplicando el Mindfulness a nuestros gastos

El futuro se conforma de las acciones en el presente, por lo que nuestras decisiones actuales (concernientes al dinero) serán vitales para nuestro porvenir. ¿Si cambiamos nuestra perspectiva sobre las cosas en las que gastamos entre barato y caro y mejor vemos la utilidad que nos generó?


Al momento de realizar el seguimiento de tus finanzas presta atención sobre las compras que realizaste, y comprueba si los gastos realizados están acorde a tus objetivos. Para ello primeramente crea una lista en la que escribirás las mejores y peores compras realizadas durante el año.


Por ejemplo, si comprar flores alegró tu día, incluye dicha compra en la lista de tus mejores adquisiciones. Por otro lado, si no sacaste tanto provecho a determinado artículo entonces anótalo en la lista de las peores. En la medida de lo posible trata de hacer todo el proceso usando papel y lápiz. Cuando realizamos las cosas manualmente nos obligamos a estar más presentes, y el mindfulness implica pararnos sobre el “ahora”. Por el otro lado, también puedes llevar un diario de actividades que disfrutas hacer y que puedes compartir con el mundo. La perfección de estas actividades pueden convertirse en fuentes adicionales de ingresos.


Cuando tengas bien clasificados tus gastos en mejores y peores, entonces es el momento de que te detengas a meditar sobre ellos. Recuerda cómo encontraste cada artículo y cuáles fueron tus emociones al momento de la compra. Al llevar a cabo el paso anterior podrás identificar cuáles fueron las causas que te llevaron a realizar el gasto y, en especial, aquellas que te hicieron sentir remordimiento.


Aplicar la atención plena en tus finanzas será un ejercicio muy útil para recapacitar sobre cómo manejas tu dinero. Una vez que consigas administrar mejor tus gastos y aumentar más tus ingresos quedará más dinero para esos ramos de flores que tanto alegran tus días.


Vivir el “ahora” de manera consciente es la mejor forma de diseñar un porvenir de sólidas decisiones financieras. En épocas de incertidumbre como estas, cuando estamos viviendo al borde entre el FOMO y el YOLO, la consciencia plena se vuelve nuestra estrategia más poderosa para mantener el balance financiero. ¿No te parece así?


11 vistas