• Equipo Equidad Financiera

¿Cómo generar más ingresos adicionales y emprender?

Incluso cuando nuestro empleo actual nos ofrece ingresos rentables, un poco más de dinero nunca sobra. Trabajar en generar ingresos extras no debe responder obligatoriamente a una necesidad, sino que también es un hábito válido de quienes pretenden crecer financieramente, deseen emprender o aspiren a la independencia financiera.


Llegar a final de mes con la tranquilidad de haber asegurado algún dinerito adicional es algo a lo que todas aspiramos. Lograrlo, además de facilitarnos la materialización de muchas de nuestras necesidades puntuales, también nos da margen al ahorro y a la inversión. Aprendemos a ser independientes, y puede que hasta esa actividad extra tenga “pintas” para convertirse en una fuente de ingreso sólida, incluso más rentable que nuestro empleo oficial.


Al tratar de emprender el dilema más grande aparece a la hora de “cómo hacerlo”. Llevar las riendas de nuestra fuente de ingresos tiene sus ventajas, pero también impone nuevos retos. El éxito llega precisamente cuando logramos sortear los obstáculos del camino, y por eso es imprescindible que conozcas algunos tips que te serán muy útiles a la hora de emprender y generar ingresos adicionales.


1. Pregúntate “¿Cómo puedes ayudar?” en lugar de “¿Qué puedo vender?”


Un error muy común de quienes se inician en el emprendimiento es tratar de enfocarse directamente en el producto o servicio que pretenden vende. Antes que eso es imprescindible conocer a quiénes podemos servir y cómo podríamos hacerlo. Tener la idea explícita de tu público objetivo significa que además de conocer a quienes podrás ayudar con tus productos o servicios, también conocerás a quienes no podrás ofertárselos.


Sabiendo a quiénes servirás, podrás interiorizar sus necesidades e insatisfacciones. Ellos tienen problemas por resolver y tú tienes el deber de crear soluciones. De esa forma crearás una verdadera demanda, en lugar de diseñar la solución de un problema que nadie tiene. Después de identificar lo más importante estarás en condiciones de seleccionar la forma que tomará tu producto (conferencia, libro, blog, etc.).


2. Diseña el escenario de tu actividad en función a tus necesidades


Antes de dar el gran salto no olvides analizar el monto de dinero que necesitas ganar mensualmente para tener la calidad de vida que persigues, si necesitas MXN 5,000 para invertir mensualmente eso es lo mínimo que tendría que retribuirte en utilidad neta tu negocio mensualmente. A partir de ello calcula entonces cuántos clientes debería atender y cuántas tareas precisas desarrollar para lograrlo. Para tener plena seguridad de que tu emprendimiento constituye un negocio sostenible y no un suicidio financiero, debes tener bien claro todos sus números. El punto más importante de todo negocio o emprendimiento es justo tener un sólido modelo financiero con absolutamente todos los datos y cifras en juego.


3. Equilibra actividades que te generen ingresos a corto plazo con otras que lo hagan a largo plazo


No olvides que la idea de generar ingresos extras no solo debe estar orientada en una sola dirección. Es por eso que si pretendes hacer alguna actividad que te generará ingresos a largo plazo (como por ejemplo escribir un libro), no debes olvidar asegurar otras tareas que te aseguren ingresos más rápidos para poder asumir las necesidades inmediatas.


Es ideal diseñar estrategias que te hagan ganar dinero a largo plazo, pero no debes olvidar que tienes facturas que pagar y gastos inmediatos que asumir. Así que trata de encontrar el equilibrio perfecto entre todos los plazos de ingresos.


4. Perfecciónate en el camino


Si esperas tener el 100% del conocimiento necesario para emprender, entonces nunca será el momento. Es más efectivo que vayas paso a paso a que tengas que sentarte a esperar a tenerlo todo bajo control. En la medida que te vayas entrenando, tú misma te irás dando cuenta en dónde radican tus debilidades. Entonces sabrás con claridad en qué punto necesitas superarte. Un paso a la vez significa que te estás moviendo, y eso es preferible a quedarte inerte.


5. Hazte notar en las redes


Un negocio que no está en internet simplemente no existe. Así que, si de verdad pretendes construir tu marca y empezar a emprender, no olvides hacer crecer su identidad en la red de redes. Aprende a explotar los puntos fuertes de cada red social a tu favor. Analiza la competencia y haz tuyas las estrategias funcionales. Una vez que logres captar a tu público objetivo lo demás será más fácil.


6. Aprende a venderte y hazlo bien


Al inicio puede ser una gran molestia aprender a vender lo que haces, pero es imprescindible al momento de emprender. Tan solo piensa que tienes valor que ofrecer, no hay nada de malo en que seas compensada económicamente por ello. Si tú misma no le das valor a lo que haces, difícilmente alguien más se lo dará.


7. Automatiza parte de tus tareas con herramientas


Existen un sinfín de herramientas que podrían automatizar muchas de las tareas que haces a diario. Notificaciones, apps de productividad, redes sociales, etc., por lo que si aprendes a sacarle provecho estarás cediendo un espacio de tu tiempo a otras tareas más importantes que sí requieren el 100% de ti y tu tiempo.


Automatizar procesos es vital para convertirte en lo que deseas ser, así que no pierdas la oportunidad de liberar espacio de tu agenda.


8. Reinvéntate cada vez que sea preciso


La propia pandemia de coronavirus hizo visible la máxima de “adaptarse o morir” del mundo empresarial y, por desgracia, muchos no consiguieron sobrevivir. Sin embargo, aquellas compañías que lograron reinventarse no solo lograron subsistir, sino que incluso se crecieron. Así fue que restaurantes decidieron ofrecer servicios a domicilio, los encargados de la confección redireccionaron su producción a la confección de tapabocas, etc. Por tanto, no dudes ni tengas miedo de crear un plan B en medio de las dificultades, ¡Seguro que tendrás resultados!