• Equipo Equidad Financiera

¿Cómo fortalecer tu disciplina?

Actualizado: 13 de ago de 2019

Quienes decidimos emprender algún proyecto requerimos de un motor que nos impulse hacia nuestra meta. Es la disciplina ese gran motor que nos dará las fuerzas para no desfallecer. El impulso que necesitaremos para enfrentar cada obstáculo, y la fuerza que nos hará enfocarnos en conquistar nuestro objetivo.


Durante nuestra vida hemos tenido que aprender a respetar las reglas. Ya sea en el hogar, la escuela, el trabajo o cualquier otro ámbito, nos exigen cumplir con normas que tienen como objetivo formar nuestra disciplina. Sin embargo, a diferencia de lo anterior, controlar nuestra disciplina es mucho más complicado… ¿Sabes por qué?… ¡Muy simple!… eres tú quien creas las reglas y además las cumples.


Hábitos para estimular tu disciplina


Ser disciplinado requiere de mucha voluntad y esfuerzo, pero es una aptitud necesaria para materializar tus proyectos. Debes aprender a controlar tu mente y ser tu propia coach en el maratón para alcanzar tus sueños. No importa cuál sea tu objetivo, pues ya sea para crear tu propia empresa, bajar algunos kilos, terminar con vicio o controlar tu salud, la disciplina será imprescindible para conseguirlo.


1-Define claramente tu objetivo


Es imprescindibles que definas claramente el objetivo que deseas alcanzar. Divídelo en pequeñas metas a fin de que puedas irlas superando poco a poco. Con las metas bien claras y una estrategia establecida, será más fácil enfocarte en ellas y saber ciertamente qué tan cerca o lejos estás de conquistar tu sueño anhelado.


2- Identifica posibles obstáculos


Una buena práctica es que de antemano ya tengas una proyección de los obstáculos a los que te podrías enfrentar en el camino hacia tu sueño. Una vez identificados idea un plan de acción para superarlos. De esa forma no te tomarán por sorpresa dichos contratiempos, y lo que es mejor, tendrás a mano las estrategias para vencerlos.


3- Utiliza la motivación como impulso


Si anteriormente te dije que la disciplina es el motor que nos permite alcanzar nuestros sueños, la motivación es el combustible necesario para su funcionamiento. Es por eso que centrarte en los beneficios que tendrás al alcanzar tu meta es una táctica muy efectiva. Por ejemplo, si te has propuesto ahorrar extremadamente para comprar tu casa. Durante los momentos de flaqueza piensa en la alegría que será para ti tener tu propio hogar y todos los beneficios que se derivan de ello.


4- Involucra a amigos y familiares


Si compartes con amigos y familiares lo que deseas emprender te sentirás mucho más comprometida. Sobre todo, si esas personas tan allegadas te motivan y te sirven de impulso en tu propósito. Comparte con ellos tus avances, pero también tus desalientos. Así estarán ahí para animarte a seguir a adelante.


5- Supervisa tu progreso


En la medida que vayas fortaleciendo tu autodisciplina debes poner especial atención en los avances ¿Has adelantado lo suficiente?, ¿Estás conforme con los resultados?, ¿Te sientes más confiada que al inicio?, ante cualquier insatisfacción será tu deber hacer los ajustes necesarios y continuar en tu empeño.


Ejercita tu disciplina de la misma forma que ejercitas los músculos de tu cuerpo.



Mientras más la trabajes, más efectiva y fuerte será. ¿Qué opinas?

131 vistas