• Equipo Equidad Financiera

7 gastos que acaban con tu economía

Si eres de las que el dinero no le alcanza lo suficiente para ahorrar, quizás que no estés cuidando de tus gastos. Ahorrar es una tarea vital si quieres contar con un respaldo financiero que te permita emprender o que te apoye en situaciones de emergencia. No olvides que tener tu propio respaldo económico es fundamental si quieres alcanzar tu independencia financiera.


Primero que todo, debes saber que el ahorro no significa guardar lo que queda después de gastar. Ahorrar es totalmente lo contrario, es primero guardar y dejar lo justo para saldar todas las cuentas del mes. Y cuando digo “dejar lo justo”, me refiero optimizar tu dinero al máximo, sin que existan gastos por donde tu dinero se fugue. ¿Quieres conocer algunos de esos gastos nocivos?


Gastos que no te dejarán ahorrar lo suficiente


Veamos algunas de las razones por las que tu dinero no te alcanza lo suficiente. Reflexiona conmigo y verás por qué no acabas de economizar como deberías.


Gastos hormiga


Los gastos hormigas son los pequeños gastos que realizamos a diario y, que sin darnos cuentan, van drenando poco a poco nuestra economía. Los cigarros, golosinas, refresco, periódico, café, agua, viene-viene, estacionamientos, etc. Todo ellos son gastos pequeños que sumados ocupan una buena parte de tus ingresos.


Es importante que cuides la medida en que realizas dichos consumos si es que no quieres pasarte del límite. Elimina los innecesarios y sustituye el resto por aquellos que tú misma puedas realizar en el hogar de forma más económica.


Regalos costosos


Es normal que quieras regalar a tus seres queridos todo lo mejor del mundo. Sin embargo, debes ser cuidadosa en no extralimitarte en lo que compras. Recuerda que un regalo es un presente que se valora por el valor emocional y no por el material.


En caso de que estés tan decida en gastar en algo tan costoso, te sugiero que planifiques la compra con tiempo de antelación. Así podrás valorar todas las alternativas existentes, sin tener que decidirte por una única opción existiendo otras variantes más económicas.


Uso indebido de las tarjetas de crédito


Para nadie es un misterio el daño tan grande que hace el mal uso de las tarjetas de créditos a nuestra economía. Si continuamente gastas el dinero que “aún no tienes” ¿Cómo es posible que consigas ahorrar?


Debes interiorizar que las tarjetas de créditos solo deberías utilizarlas en situaciones de emergencia. Si no quieres verte tentada déjala en casa, y así estarás más segura de sucumbir ante un antojo innecesario.


Malas estrategias de compras


No hay dudas de que hay que realizar compras que aseguren el confort de nuestra casa. Sin embargo, muchas veces no sabemos cuál podría ser la mejor estrategia de compras. -Sí hasta para esto se requiere una estrategia-


Si necesitas comprar equipos electrónicos o grandes muebles para tu hogar, te sugiero que te reserves el momento para los días de rebajas. Saber aprovechar las ofertas y descuentos te dará la oportunidad de comprar los artículos que tanto deseas a un precio inferior a sus precios originales. A la hora de comprar alimentos o artículos de primera necesidad, compara las diferentes alternativas y selecciona aquellos que ofrezcan las prestaciones necesarias a un precio inferior. En la actualidad existen diversas aplicaciones que te ayudan a comparar precios y encontrar el más bajo del mercado.


Almuerzos o cenas fuera de casa y pedidos a domicilio


Aunque no hay nada más tentador que ahorrarnos el trabajo de cocina, debes tener cuidado con abusar de las comidas fuera de casa. Deja estas saliditas para momentos especiales en los que de verdad exista un buen motivo para celebrar.


Los servicios a domicilio, evítalos a menos que sea extremadamente necesario. Cocinar en casa siempre será más económico que ir de restaurante o encargar pizzas. Cocinar puede resultar un momento divertido siempre que se tenga la mejor actitud, además te aseguras de que estás usando los mejores ingredientes y si estás a dieta, de que los alimentos sean de lo más sanos. Congelar salsas, verduras y frutas en porciones pequeñas puede resultar un gran aliado para hacer menos cansado el proceso de cocinar.


Gastos en reparaciones simples


Más de una vez hay que realizar alguna reparación que no sabemos hacer. En momentos como esos, antes de pagar a un tercero, indaga entre amigos y familiares que quizás sepan cómo hacer la tarea y te puedan ayudar.


También existen labores que podrías hacerlas tu misma auxiliándote de videos en Youtube que muestran cómo hacerlo. Por ejemplo, pintar, cambiar un grifo, reparar tus zapatos, cambiar la bujía de tu auto, y muchas otras tareas que podrían representar un gasto.


Servicios que nos son aprovechados al máximo


Es posible que sin notarlo estés pagando por algún servicio que no utilices al máximo. Piensa si realmente es tan necesaria para ti la televisión por cable, si aprovechas al máximo tu membresía en el gimnasio o si todos los seguros que pagas son absolutamente necesarios. No tiene sentido que pagues servicios que no explotas debidamente. Al final, será como echar agua en una canasta

.


Si te has dado cuenta, es muy posible que la fuga de tu capital sean algunas o cada una de las razones anteriormente mencionadas.


Realiza un análisis claro de todo y ponte en función de eliminar todo aquello que suponga un gasto innecesario. ¿Qué otros gastos que pudieran estar atentando contra tu economía?, ¡¡¡Comparte con nosotros!!!




364 vistas